Escamas de sal

La sal en escamas proviene del agua pura del Mar Mediterráneo. Antes de producir la sal en escamas, el agua del mar se purifica con un método único y exclusivo. El proceso de cosecha es delicado, lo que se traduce en una pirámide que se puede romper con los dedos o agregar al plato directamente.

Hay muchas ventajas al usar las escamas de sal: su estructura crujiente añade una nueva experiencia, se utiliza menos sal y se potencia más el gusto La sal no se oculta en el interior del plato, sino que es un ingrediente más activo que sirve como decoración y potenciador del gusto.